26 de octubre de 2013

Historia de la maquina de coser



Historia de la maquina de coser


Balthazar Krems y la primera maquina de coser


  Comienza en 1810 cuando el alemán Balthazar Krems, trabajador de una fábrica de géneros, construyó un mecanismo que cosía el punto cadeneta, a través de una aguja que subía y bajaba al girar una manivela.



 Barthélemy Thimonnier y su maquina de coser

   Luego, en 1830 un sastre francés, llamado Barthélemy Thimonnier, hizo una máquina similar a la de punto cadeneta de Krems, la que se transformó en un éxito de ventas.


 Walter Hunt y el bosquejo de su maquina de coser (aun hoy en día se utiliza este modelo en zapateria.)

  En el año 1833 se construyó una nueva máquina, que también funcionaba por el movimiento de una manivela. Su creador fue el norteamericano Walter Hunt y la diferencia de su máquina constituía en que hacía un nuevo punto, el pespunte. Sin embargo, esta novedosa máquina no logró cobrar valor comercial. En 1845 Elías howe también inventó un modelo de máquina, que incorporó una aguja con el actual “ojo” que todos conocemos; es famoso su sueño con un grupo de caníbales que lo atacaron usando lanzas como agujas con un orificio en una de las puntas, de donde supuestamente sacó su idea. En 1851, la lanzadera alternativa que se usaba fue reemplazada por la lanzadera rotativa que Isaac Singer incorporó a su máquina de coser. Aunque las máquinas tuvieron éxito en el mercado, Singer fue demandado por copiar algunas de las ideas de Howe.

Muchos otros:

 Isaac Merritt Singer


   Muchos otros intentos se hicieron para mejorar los mecanismos de la máquina de coser, haciéndola más rápida y precisa. Pero no fue sino hasta el año 1851, cuando, a partir del aparato fabricado por el mecánico estadounidense Isaac Merritt Singer, que la máquina de coser cobró una especial importancia en el mercado. En 1856, el socio de Singer, Eduard Clark, comenzó con la venta a plazo de las máquinas de coser. Poco a poco, el negocio fue creciendo, y en el año 1858 lanzaron un nuevo modelo, muchísimo más pequeño y liviano que el anterior, llamado “Family”. El negocio continuó con su crecimiento y expansión, abriendo fábricas en Europa, permitiendo que hacia el año 1875 la empresa ya fuese valorada en más de 13 millones de dólares, y que hoy en día, sea el mayor fabricante de máquinas de coser.

EVOLUCIÓN DE LA MÁQUINA DE COSER

Definición:

   A comienzos del siglo, los motores eléctricos de tipo compacto permitieron fabricar máquinas más rápidas y eficientes. La primera máquina de coser eléctrica la construyó Isaac Singer en 1889.

   En una esfera totalmente distinta, el mismo Isaac Singer fue el inventor de las ventas a plazo, para poder vender sus máquinas de coser. Las máquinas electrónicas de hoy pueden realizar automáticamente diversas y complejas puntadas.

Este gran desarrollo de la máquina permitió también el crecimiento considerable de la industria del vestuario y el calzado. Permitió además que las máquinas de coser comenzaran a especializarse para realizar tareas de confección más especializadas, por ejemplo, la fabricación de ojales.Máquina de coser de la primera fase.

LA ACTUALIDAD DE  LA MÁQUINA DE COSER

Hoy en día las máquinas de coser, que ya cuentan con motor, pueden llegar a realizar más de 7.000 puntadas por minuto. Además s posible encontrar máquinas bastante especializadas en nuestros hogares, pudiendo realizar tareas como coser en zig-zag, hacer ojales, bordar, coser botones, coser hacia atrás, etc.
Estructura de la máquina de coser.

La típica estructura de la máquina de coser se compone de una base desde la cual el cuerpo de la máquina se apoya, dentro del cuerpo se encuentran los engranajes de movimiento de la aguja. Del cuerpo sale un brazo. El extremo opuesto del brazo termina con la cabeza que apoya la barra de la aguja, por fuera están las poleas que determinan la tensión del hilo.

Las máquinas de coser son diferentes por el tipo de punto que se obtiene de ella.

Características físicas de la aguja de coser.

Aguja y placa de transporte de tela de una máquina de coser.

La aguja tiene varias características que determinan la eficacia de la formación del punto. La aguja de la máquina de coser debe estar siempre recta y afilada para una costura óptima. La aguja normal de máquina de coser se divide en las siguientes partes:

Talón: Es la parte de la aguja que se fija en la empuñadura en la parte inferior de la barra de aguja del brazo. Tiene una forma cilíndrica y, a veces, presenta una sección longitudinal, lo que ayuda para el posicionamiento exacto de la aguja en la máquina.

Cono: Es el final del talón, tiene un cono truncado para facilitar su inserción en la barra de la aguja.
Tronco: También tiene una forma de cono truncado, conecta el extremo superior de la aguja con parte inferior.

Ranuras: Este es un canal excavado a lo largo del tronco en la parte delantera del ojo para el hombro y tiene la función de contener la costura durante el paso por el tejido, con el fin de no causar fricción. En algunos casos, puede ser una ranura en la parte posterior de la aguja, pero más pequeña.

Ojo y punta: El ojo es el orificio en donde se coloca el hilo, este por lo general tiene forma de ovoide. Debajo del ojo esta la punta, que debe estar siempre afilada
Reacciones:
Categories:

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu comentario, tu opinión es importante para que este blog continue creciendo.