12 de septiembre de 2011

Los Errores Empresariales que Conducen a la Quiebra



Los Errores Empresariales que Conducen a la Quiebra


  Abrir un negocio implica un gran esfuerzo económico y laboral que conlleva riesgos, que se pueden amortiguar con mecanismos de prevención

Edad: Creer que el éxito se debe alcanzar antes de determinada edad. El éxito empresarial se puede alcanzar a cualquier edad.

Intentos: Si el éxito no se consigue en el 1er intento, no baje la guardia. Muchos alcanzaron la cima después de muchos intentos. Los hermanos McDonald's fundaron la hamburguesería con 17 quiebras encima.

Frustraciones: Cuando a uno le va bien, nunca se entera de cuál es la verdadera razón del éxito, porque siempre es una sumatoria de factores. Cuando le va mal, se sabe bien cual fue la equivocación.

El nombre: Es tan importante como la calidad, cada cosa tiene una función. Un fabricante de cinturones de cuero dice que el primer error que cometió fue la elección del nombre y el diseño del logo de la marca.

Llevado por el sentimiento bautizó a su empresa como “Los Peludos”, nombre del campo donde se había criado. Nadie pensaba en los animalitos en los que él había pensado. Gastó tiempo y dinero en tratar de imponer diferentes marcas, hasta que diez años después encontró la denominación corta y potente que logró ganar espacio entre la gente.

Reserva: En boca cerrada no entran moscas. Un empresario recuerda que después de trabajar duro para sacar adelante su restaurante, logró que un significativo grupo de abogados empezara a frecuentar su local. El abogado que encabezaba todo ese grupo era un profesional conocido que estaba pretendiendo ser presidente del Colegio de Abogados.

En la campaña, los opositores lo denunciaron por errores que había cometido en el pasado y estuvo procesado y sentenciado. El pequeño empresario indica que nunca estuvo enterado de tal circunstancia. Sólo sabía que el abogado había dejado de venir a su negocio. Tiempo después el abogado volvió. El empresario quiso hacerle un chiste y le dijo: Cómo anda mi amigo, tanto tiempo, sin verlo ¿estuvo preso?'. El hombre nunca más volvió y lentamente se fueron los otros.

Elegir el mercado objetivo adecuado: Recuerda un empresario que inició su cadena de venta de sándwiches en distritos de clase media. Como le iba bien decidió abrir 3 locales en distritos exclusivos, pensando que ahí había más plata y que a otros negocios en esas zonas les reportaba jugosas ganancias. El problema fue que los sándwiches son alimentos que engordan y la gente de esos lugares quiere estar flaca. El resultado fue que tuvo que cerrar los locales.

El negocio de pagar el IGV: Un empresario indica que durante 7 años trabajó de manera informal, sin pagar impuestos. Un día aparecieron los sabuesos de la SUNAT, lo detectaron y obligaron a empezar a pagar todas las facturas nuevas, además de tener que cubrir los años anteriores.

Como no tenía el dinero suficiente, resolvió tomar un crédito bancario. Para cubrir los costos resolvió subir todos los precios. La gente no tomó bien las alzas y terminó en la quiebra.

Diversificación: fuera de foco: Un empresario indica que 10 años después de haber empezado su negocio, tratando de encontrar mayor rendimiento, estaba muy diversificado. Tenía algunos locales propios con el nombre de su marca, al mismo tiempo fabricaba productos para terceras marcas y participaba en una red de comercios minoristas a los que les vendía sus productos. Pero le costaba mucho que cuidaran la marca. "Había inconvenientes en política de precios, exhibición, calidad de atención al público, escenografía, etc. Estaba muy desenfocado.

Entonces llegó el efecto Tequila y las ventas se derrumbaron porque no había compromiso para defender lo que se hacía. Desarmó todo y se focalizó en locales exclusivos franquiciados. No vendió más a locales multimarca, ni fabricó más para terceros, y se dio cuenta que 10 años después de haber dado sus primeros pasos tenía que empezar de nuevo.

Cuidado con lo que se pica: Un empresario señala que para sus supermercados compraba buenas cantidades a una famosa bodega de vinos. En una oportunidad, los clientes empezaron a protestar porque los vinos estaban picados. Pedí la devolución, pero como habían sido guardados al sol, por descuido y desconocimiento, me rechazaron el reclamo. Acepté mi error pero decidí no vender más esos vinos.

Tiempo después me encontré con la posición contraria: empezé a vender mucho otra marca de vino y aumenté mis pedidos. Pasaban las semanas y las cajas pedidas no llegaban. Al realizar el reclamo el encargado me reprendió: “Regulamos el despacho de acuerdo a lo que consume, porque si el producto se queda sin vender y se les va a picar, van a querer devolverlo, y nos va a generar una pérdida que deberemos aceptar”

Presupuesto equivocado: Un ingeniero constructor indica que estaba construyendo una casa en un “X” lugar, cuando pasó un señor con su auto, miró la obra y pidió hablar con el encargado. Preguntó por cuánto dinero le hacía una casa igual en un lugar “Y”, situado más cerca de la ciudad. Le pasé el mismo presupuesto porque pensé que seguramente iba a ser más barato construir cerca de la ciudad.

Al llegar al lugar “Y” encontré que por las calles internas no se podía transitar con camiones demasiado pesados, había horarios muy limitados para trabajar. Tuve que multiplicar los viajes, hubo muchos peajes, aparecieron multas. Por todos esos contratiempos, de un costo inicial de 50.000 dólares, se incrementó a 70.000 dólares. El dueño de la casa no aceptó el costo irregular, no terminó de pagar y nos inició un juicio, que todavía está en veremos.

Clientes buenos y alguno malo: Un odontólogo atravesaba un momento con poco trabajo. Una mañana dice que recibió un llamado de un colega amigo: “Estoy tapadísimo de pacientes y tengo un cliente que necesita hacerse todo. ¿Lo puedes atender?”, me preguntó. “Sí, claro”

El hombre llegó al consultorio. Le realicé los estudios correspondientes y lentamente me fui dando cuenta de que era una persona muy complicada, que le ponía peros a todo, que se retrasaba con los pagos, que reclamaba que cada cosa se hiciera 3 veces. Me hizo perder mucho tiempo y dinero, y ahí me di cuenta de que nadie te pasa un buen cliente: sólo te pasan las personas que se quieren sacar de encima.

Desconocimiento del mercado: Un empresario refiere que abrió su primera tienda de corbatas en un lugar donde las madres y amas de casa de la ciudad caminaban para hacer sus compras. “Pensé que iban a comprar regalos para sus maridos, pero me equivoqué, porque no había lugar para estacionar, la zona era insegura y ahí estaba todo enfocado para que comprara la gente de bajo poder adquisitivo”. Uno tiene que instalarse cerca de los que tienen dinero y ofrecerles facilidades para que puedan comprar.

Nunca los dejes adentro: Un constructor señala que en una oportunidad aceptó realizar la reforma de una casa con el dueño y su familia viviendo adentro. Ese dueño era su socio en otras actividades y mantenía con él una buena amistad, algo que daba buenas ganancias y lindos momentos. El dueño insistió tanto que, acepté que se quedara en su casa mientras hacía la reforma.

Se sabe, en toda obra hay cortes de luz, de gas, de agua, movimientos de cortinas, alfombras, de computadoras. Sin la gente viviendo adentro, la obra dura tres meses y cuesta menos. Con la familia en la casa se tarda seis meses y los gastos se multiplican. Un día, entre el polvo y los ruidos, al dueño le saltaron los tapones, nos echó a todos, nos quedamos sin terminar la reforma, con el amigo perdido, y con las ganancias extras completamente desaparecidas.

Otros errores son:


  • · Empezar con falta de liquidez
  • · No saber o no poder negociar con empresas proveedoras
  • · Pensar que el producto se vende solo
  • · Las limitaciones de trabajar para una sola empresa
  • · Dejar el negocio en manos de terceras personas
  • · Pensar que todas las buenas ideas deben ser inéditas
  • · Querer tener el 100 % de la empresa.
  • · No trabajar en equipo.

Si tienes alguna duda, o quieres colaborar no olvides dejarme tu comentario, tu opinion es importante para mi como puede serlo para otros lectores.
Reacciones:
Categories: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu comentario, tu opinión es importante para que este blog continue creciendo.